TRADUCTOR

viernes, 5 de octubre de 2012

Hablan los chinos

EL DESVAN RECOMIENDA LA LECTURA DE ESTE LIBRO HAZ TU COMENTARIO Y DA TU VALORACIONvotar

Historias reales para entender a la futura potencia del mundo

Portada de Hablan los chinosUn disidente torturado por la policía, un joven millonario nacionalista, un emigrante que cruza el país en busca de trabajo, un viejo maestro de kung-fu que ha dejado de entrenar por la contaminación, una campesina que se prostituye para pagar la educación de su hijo…
¿Quiénes son los chinos?
La periodista Ana Fuentes, que ha sido corresponsal de la Cadena SER en Pekín, recoge en Hablan los chinos el testimonio en primera persona de ciudadanos que han decidido romper su silencio y hablar de la realidad de su país —su relación con la familia, con el poder, con el resto del mundo—. Historias reales de individuos de distinto nivel cultural y poder adquisitivo que impactan por lo insólito, que emocionan y que ponen fin a muchos clichés. Una obra coral resultado de una magnífica labor periodística que desentraña los misterios de un país desconocido aún hoy para Occidente.
China ha crecido vertiginosamente en los últimos años hasta convertirse en la segunda economía mundial. En 2008 fue sede de los Juegos Olímpicos, su puesta de largo ante la comunidad internacional entre censura, represión de los activistas y unos niveles de corrupción desorbitados. Una China tan nueva como milenaria que trata de superar los traumas del colonialismo extranjero, las hambrunas del Gran salto hacia delante y las atrocidades de la Revolución Cultural.
Ana Fuentes (Madrid, 1980) es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y la Sorbona de París y máster de Periodismo de El País. Vivió en Pekín desde 2007 hasta 2011 como corresponsal de la Cadena SER además de estar al frente de una sección sobre la sociedad china en la radio francesa BFM. Sus reportajes se han emitido en Radio France Internationale, France Presse, CNN en español y Radio Netherlands. En la actualidad vive en Nueva York desde donde colabora con varios medios europeos.
Foto de Ana Fuentes