TRADUCTOR

martes, 15 de mayo de 2012

Mientras duró tu ausencia

HAZ TU COMENTARIO Y VALORA ESTE LIBRO.
«Cuarenta y seis años duró mi desgracia, mi tristeza, mi recuerdo vacío de una hija perdida»

Con solo quince años, María ingresa en la casa cuna que la vio nacer, y en la que ella misma fue dada en adopción, para ocultar su embarazo y dejar a su bebé tras el parto. Su vida allí, junto a otras internas en la misma situación, marcará por completo su destino; un destino lleno de ausencia y volcado en la búsqueda incansable de esa hija a la que no llegó a conocer. 

Un relato basado en un testimonio real que revela cómo era la vida en el interior de las casas cuna: lugares que encerraron entre sus muros historias de amor, amistades imposibles, sufrimientos adolescentes, dolor y tristeza. Lugares en los que se robó la esperanza de cientos de muchachas que, como María, han tardado media vida en recuperar lo que allí les fue arrebatado.


Enrique J. Vila Torres

Casa Cuna Santa Isabel, Valencia, 18 de Mayo de 1965.
Enrique J. Vila Torres lleva más de quince años como letrado dedicado exclusivamente a facilitar que hijos bastardos (y posteriormente abandonados, adoptados, acogidos, o inscritos como falsos hijos...) encuentren a sus madres y padres. Presta ayuda profesional para que otros que buscan y reclaman sus orígenes biológicos lo consigan. Se ha labrado un nombre y un prestigio profesional en esta difícil rama del Derecho en toda España y en el extranjero, donde ya ha resuelto cientos de casos. Ha logrado, tras el acceso a los archivos que custodia la Administración y previo procedimiento judicial, que sus clientes conozcan al fin la identidad de sus familiares y, en los casos necesarios, que se reconozca esta filiación en los tribunales mediante la reclamación de la paternidad.
Además, y como expreso deseo personal para «cerrar el círculo profesional» en la rama de filiaciones, en la actualidad ayuda también en este proceso hacia su sueño de ser padres a las parejas que desean adoptar.